900 123 700
Call free of charge
Monday to Friday from 9:00 to 21:00

Ante la contaminación acústica, protege tus oídos

Cada día, salimos a la calle y nos encontramos con cientos de ruidos y sonidos a nuestro alrededor. El oído está expuesto día a día a cada uno de esos sonidos que se reproducen a niveles de diferente intensidad.

Son los sonidos de mayor intensidad y los que se producen a mayor volumen los que dañan a nuestra salud auditiva y a los debemos prestar más atención. Trabajos ruidosos, el tráfico y en general, el ruido ambiental son algunas de las actividades que más pueden afectar a la salud del oído.

La contaminación acústica es una de las causas directas de la pérdida de audición. Año tras año, el ruido en las ciudades incrementa los casos de pérdida auditiva. La contaminación acústica es el segundo problema ambiental que más afecta a la población y sin duda, la salud auditiva es quien más sufre con la exposición al ruido.

El tráfico, el ruido de los bares, de los aeropuertos o las actividades industriales son algunas de las principales fuentes de contaminación. Los protectores auditivos son la opción perfecta ante altos niveles de ruido, ya que el oído posee un límite establecido en 65 decibelios (dB). Teniendo en cuenta los índices de ruido elevados y que la capacidad auditiva envejece con el paso del tiempo, vigilar la salud del oído se convierte en primordial para que la audición sea lo más óptima posible.

¿Sabes cuáles son los efectos de la contaminación acústica en tu salud?

-Dolor de cabeza

-Pitidos o zumbidos en los oídos. Una de las causas de padecer acúfenos proviene de una generación de ruido muy fuerte.

-El volumen por encima de los 55 dB, sube el ritmo cardíaco y aumenta la presión arterial; y si se superan los 45 dB, aparece el cansancio y la falta de sueño. Es muy importante controlar el volumen del ruido.

Conviene recordar que: si se abusa de los auriculares durante horas a un volumen demasiado alto, el oído se acostumbra a ese volumen y posteriormente, la persona necesitará también subir el volumen de la televisión o de la radio.

Desde Audifón recomiendan vigilar la exposición al ruido y al sonido. El oído es un órgano muy sensible y es el único que nos permite recibir los sonidos, por lo que se merece el mejor de los cuidados.

Busca tu centro auditivo Audifón y mejora tu audición con los consejos de los audioprotesistas.