Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

10 síntomas de la diabetes

La detección y tratamiento temprano permiten disminuir sus efectos negativos

La diabetes es la enfermedad invisible. Es mundialmente conocida, pero tanto su tratamiento como sus consecuencias no son concebidas como todo lo importantes que se debería. La diabetes es la incapacidad de producir insulina, la hormona que se fabrica en el páncreas y que hace que la glucosa pase a las células del organismo, para crear la energía. Por lo que una persona diabética debe tratarse para no estar hipoglucémico ni hiperglucémico.

Os contamos 10 síntomas de la diabetes, porque está comprobado que la detección de la enfermedad y su tratamiento temprano permiten disminuir sus efectos negativos en el paciente.

Tipos de diabetes

La diabetes tipo 1 tiene lugar cuando el propio sistema inmunitario destruye las células del páncreas que fabrican la insulina. Es más común que aparezca durante la niñez o la adolescencia, pero también puede hacerlo a cualquier edad. Afecta a tan solo el 5 ó 10% de los diabéticos.

La diabetes tipo 2 se produce porque la insulina que produce el sistema inmune no es eficiente. Esta hormona no puede utilizarse porque no es suficiente o porque no se usa de forma adecuada, por lo que la glucosa no puede llegar a la célula. Es la que afecta al 90 ó 95% de los pacientes y suele aparecer en edad adulta.

Es importante conocer bien los posibles síntomas de ambas enfermedades con el objetivo de detectarla a tiempo y establecer un tratamiento lo antes posible.

A continuación desarrollamos los 10 principales síntomas de la diabetes, tipo 1 o tipo 2, que en caso de detectar debemos consultar siempre con un médico.

  1. Aumento de la sed.
  2. Aumento de la frecuencia al ir al baño.
  3. Gran sensación de hambre.
  4. Pérdida extraña e infrecuente de peso.
  5. Aumento del cansancio.

Además, los siguientes se refieren solo a la diabetes de tipo 2:

  1. Infecciones frecuentes.
  2. Visión borrosa.
  3. Heridas y golpes que tardan en curarse.
  4. Entumecimiento de las extremidades.
  5. Encías rojas o doloridas.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas es importante consultar con un médico o especialista, sobre todo en los casos del tipo 2, ya que se trata de situaciones que pueden ser frecuentes en cualquier persona sana, sin que por ello lleve asociada la enfermedad. 

Una vez analizados los síntomas y la posible existencia de diabetes, si el resultado es positivo el médico prescribirá un tratamiento para que la persona diabética pueda hacer una vida lo más normal posible. Con una serie de cuidados, cualquier paciente puede disfrutar de su día a día tal y como hacía antes de estar diagnosticado.