Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

27 de mayo: Día Nacional de la Nutrición

Cada año damos más importancia a este día debido al aumento de enfermedades

Día Mundial de la Nutrición

El Día Nacional de la Nutrición se celebra gracias a la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Cada año damos más importancia a este día debido al aumento de enfermedades, que podríamos prevenir con una dieta equilibrada como la obesidad, la diabetes, patologías cardíacas… En cambio hay otras genéticas, como la celiaquía, que debemos saber cuidar para que influyan lo menos posible en el día a día de quienes la padecen.

¿Qué es la celiaquía?

Hasta hace unos años, la celiaquía se consideraba una enfermedad rara pero actualmente está demostrado que afecta a muchas personas del todo el mundo. Por eso se está trabajando cada vez más por conocer mejor sus características clínicas y así poder diagnosticarla lo antes posible.

A pesar de ser una enfermedad genética, se estima que entre el 70–90% de los celíacos está sin diagnosticar. Muchas veces aceptamos los síntomas (indigestión, dermatitis, trastornos del sueño…) como normales en el seno familiar y no pensamos que realmente estamos ante una enfermedad que podríamos tratar.

¿Cuál es el tratamiento para la celiaquía?

El único tratamiento del que disponemos hoy en día es la dieta libre de gluten.

Por el momento no existen tratamientos farmacológicos para poder combatirla, por lo que no debemos interrumpir ni suspender esta medida en ningún momento.

Debemos evitar alimentos que contengan harina procedente de cereales, fundamentalmente el trigo, la avena, el centeno y la cebada. Considerando que la mayoría de los alimentos que consumimos a diario no contiene gluten, la dieta resulta amplia y variada.

Seguir una dieta sin gluten produce una mejoría clínica que por lo general se nota al cabo de unos días o semanas, aunque la recuperación del sistema digestivo es más tardía ya que no se produce hasta pasados varios meses después o incluso años, especialmente en los adultos.