Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

Cómo tener más seguridad en casa

Consejos para evitar accidentes

Seguridad y prevención de accidentes de personas mayores

A menudo, nuestro propio hogar puede convertirse en un espacio peligroso en el que podemos sufrir algún tipo de daño, bien sea por el uso indebido de alguno de sus elementos, por la ingesta de un producto inapropiado, una caída o algún obstáculo que irrumpa en nuestra vida cotidiana. Nos gustaría centrarnos en esas posibles barreras y explicar, de forma práctica, cómo tener más seguridad en casa, para disfrutar de una vida tranquila y sin accidentes.

Los 10 espacios más peligrosos del hogar

En nuestro día a día vivimos en espacios que pueden ser un peligro para nuestra seguridad. Los espacios más peligrosos del hogar son los siguientes:

  • Ducha y bañera: es necesario instalar unos agarraderos si para ducharse las personas lo necesitan, así como una alfombra de goma para evitar resbalones.
  • Cocina: tanto por los fuegos como por los productos que en ella se almacenan, es imprescindible tener mucho cuidado en este espacio, especialmente con niños o personas mayores o dependientes.
  • Instalaciones de gas: conllevan un mantenimiento especial que debe respetarse en plazos y evitar que las manipulen personas sin el correcto conocimiento.
  • Puertas: algunos accidentes se reducen a pillarse los dedos o golpearse, pero estos golpes pueden ser fuertes y hay que tener mucho cuidado.
  • Lugar donde se guardan los medicamentos: debe estar fuera del alcance de los niños y de personas mayores o dependientes para evitar que los ingieran por error.
  • Espacio dedicado a los detergentes y productos tóxicos: por la misma razón que en el caso anterior, deben almacenarse en un lugar seguro y fuera del alcance de alguien que no tenga capacidad para saber que son nocivos.
  • Terraza y balcón: es recomendable situar barreras de protección si hay niños o personas dependientes que pueden acceder a ellos sin vigilancia.
  • Ventanas grandes sin protección: algunos ventanales pueden abrirse desde el suelo, con el peligro que ello conlleva.
  • Enchufes de toda la casa: un elemento tan común pero que tantos accidentes puede provocar. Es posible instalar protectores que impiden meter los dedos.
  • Puerta de entrada: es necesario vigilar que nunca queda abierta o mal cerrada para evitar problemas y males mayores.

Cómo aumentar la seguridad en casa

Teniendo muy en cuenta estos espacios que suponen un peligro, es posible aumentar la seguridad en casa instaurando unas costumbres precisas. Algunos consejos son:

  • En las horas de ducha o baño, es necesario realizar con cuidado estas labores y después secarnos muy bien para evitar resbalones.
  • La prevención y el correcto uso de la cocina también es clave para evitar quemaduras o ingesta de productos tóxicos, así como una vigilancia en la manipulación de productos si hay personas que no pueden realizarla por sí mismas.
  • Debemos colocar bien las alfombras o, si en la vivienda hay personas con escasa movilidad, quitarlas directamente para evitar caídas.
  • Si guardamos bien los objetos cortantes o punzantes, evitamos los cantos en esquina de los muebles y fijamos los elementos decorativos, los golpes o caídas tendrán una repercusión menor.
  • También es necesario contar con un botiquín de primeros auxilios en casa, con el objetivo de salvar las primeras situaciones después de un posible accidente.

Si además de todo esto, tenemos en cuenta información para evitar asfixias como la maniobra de Heimlich, facilitaremos las labores en el caso de que exista alguna obstrucción de las vías respiratorias.

En los casos en los que una persona mayor vive sola, es posible contar con el servicio de teleasistencia que pueda dar una respuesta inmediata ante cualquier emergencia. Estos servicios ofrecen una atención 24 horas y pueden contactar rápidamente con los profesionales necesarios, Urgencias, Policía, etc.

Con una rutina adecuada y un buen uso de todos los espacios de la vivienda, evitaremos o disminuiremos los accidentes provocados en nuestro propio hogar y aumentaremos nuestra seguridad y la de nuestros allegados.