Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

Influyen numerosos factores que a menudo pasan inadvertidos ante los demás

Contra el abuso y maltrato en la vejez

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, una jornada dedicada a sensibilizar sobre la importancia de este problema que afecta a la sociedad en mucha mayor medida de lo que creemos.

El abuso y maltrato a la tercera edad se relaciona con cualquier hecho que atente contra los derechos de estas personas y que les impida vivir en una situación digna, por lo que influyen numerosos factores que a menudo pasan inadvertidos ante los demás.

La soledad, uno de los problemas que golpean a la tercera edad

Se puede considerar como una de las principales causas de maltrato a una persona mayor. El abandono por parte de la familia ocasiona, en muchas ocasiones, problemas posteriores que podrían evitarse. Depresión, tristeza, falta de motivación… son consecuencias que afectan a la tercera edad al verse solos, sin tener posibilidad de compartir su tiempo con sus seres queridos.

Es indispensable que una persona mayor tenga una asistencia. No se trata de una compañía física, que también es una ventaja, sino que disponga de familiares o amigos que estén en constante contacto con ella, que le presten su atención y le resuelvan las necesidades que puedan surgirle. Una opción son los servicios de teleasistencia que están especialmente dirigidos a estas personas.

Abusos y malos tratos en la vejez

Además de la soledad, existen varias situaciones en las que una persona mayor sufre de malos tratos, de un abuso por parte de los demás. Y su condición de anciana supone un agravante que multiplica los efectos del maltrato.

Es necesario analizar cada uno de estos casos no solo para solucionarlos, sino también para prevenirlos y tratar de que cada vez existan en menor proporción.

El abuso al que se ven expuestos muchos mayores tiene lugar en algunos casos en los que los familiares o allegados se aprovechan de la situación de debilidad del anciano, por alguna intencionalidad voluntaria. Normalmente, detrás de estas conductas se esconden causas económicas o de interés personal. El abuso puede ser psicológico o físico.

En otros casos se produce un sentimiento de carga. Muchas personas mayores que viven con sus hijos y nietos han adquirido una sensación injusta de que suponen una carga para sus familiares. La dinámica de vida de los demás, que van y vienen mientras ellos se quedan en casa, y la poca atención que en muchos casos reciben, les hacen asumir que son una molestia en el hogar.

Una persona mayor que vive libre de abusos, violencia y abandono, disfruta de una vida íntegra y digna. Es el objetivo de esta jornada, en la que la ONU se suma a asociaciones de todo el mundo para implicar a toda la sociedad en defensa de los derechos de las personas mayores, para que puedan disfrutar de su tercera edad en toda su plenitud.