Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

Día Mundial del Corazón

Una jornada para reflexionar sobre la necesidad urgente de adquirir unos buenos hábitos de salud

Día mundial del corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, con cifras que sorprenden: casi un 30% de los fallecimientos se deben a una patología relacionada con el corazón. Con estos datos sobre la mesa, la importancia de cuidar nuestra salud se convierte en casi una obligación. El próximo 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, una jornada para reflexionar sobre la necesidad urgente de adquirir unos buenos hábitos de salud.

La importancia de la prevención

Como vemos, las estadísticas son escalofriantes, pero también contemplan algún dato positivo que hay que tener muy en cuenta: poniendo en práctica pequeños cambios en nuestro día a día, se reducirían notablemente las enfermedades del corazón. ¿Cómo debemos hacerlo?

Debemos mantener buenas costumbres de salud que, además de ser beneficiosas para el cuerpo y la mente, nos ayudará a que nuestro sistema circulatorio funcione correctamente. Además, se trata de pequeños cambios y mejoras que podemos llevar a cabo sin mucho esfuerzo:

  • Comer sano: ya es una constante, pero se trata de uno de los hábitos más necesarios para toda la sociedad, no sólo las personas mayores. Un paciente con enfermedades cardiovasculares debe hacer especial hincapié en su alimentación, pero por norma general, cualquier persona debe mantener unos hábitos alimenticios que le permitan prevenir cualquier patología relacionada con el corazón.
  • El tabaco, completamente prohibido: las consecuencias que provoca en nuestro organismo son muy variadas, pero las relacionadas con el corazón son algunas de las más importantes.
  • Realizar ejercicio físico con frecuencia: no somos conscientes de la importancia que supone mantener unas buenas costumbres físicas cada día. En función del estado de salud de cada uno, siempre es posible llevar a cabo ciertos hábitos como salir a pasear, una caminata a buen ritmo o incluso una ruta en bici. El sedentarismo es uno de los peores enemigos de nuestra salud.
  • Vigilar nuestro organismo: debemos asumir como costumbres importantes pequeños hábitos como el control de la tensión arterial, los niveles de colesterol, vigilar el peso o mantener correctos los niveles de glucosa en sangre.

Los resultados ya han comenzado a verse si comparamos los datos actuales con los de hace una década. En 2004, las enfermedades del sistema circulatorio suponían un 33,30% del total de defunciones y ahora no llegan al 30%, gracias a factores como la calidad de la atención cardiológica de nuestro sistema sanitario y a la concienciación de la sociedad a la hora de mantener una vida sana. Sin embargo, si no llevamos a cabo un estilo de vida adecuado, se calcula que la cifra no sólo no bajará sino que es posible que sea la causa de unas 23 millones de muertes anuales en el año 2030.

Cuidemos el corazón, todo el año

El Día Mundial del Corazón se celebra el 29 de septiembre, pero no debemos olvidar que los hábitos de vida saludable deben llevarse a cabo durante todo el año. Esta fecha es importante porque gracias a ella la concienciación de la sociedad puede ser mayor. Aprovechemos esta jornada para ponernos en marcha y comenzar una vida sana, adquiriendo costumbres que se conviertan en nuestro día a día, y que nos permitan disfrutar de tener un corazón de acero.