GDPR Cookie Consent by Free Privacy Policy

Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Llamada gratuita

900 123 700
Llamada gratuita
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00

Benigno Lacort, Consejero Delegado de Atenzia: “La lucha contra la violencia de género requiere de una reflexión social y colectiva”

Benigno Lacort, Consejero Delegado de Atenzia: “La lucha contra la violencia de género requiere de una reflexión social y colectiva”
  • El 27,5% de las mujeres asesinadas por su pareja en 2020 tenían más de 61 años
  • Al menos en un 70% de los casos de violencia de género en adolescentes, existe una implicación de las nuevas tecnologías

Madrid, 19 de noviembre de 2020. La jornada Nuevos abordajes en violencia contra la mujer organizada por Atenzia el pasado 19 de noviembre, sirvió como preludio del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Durante casi cinco horas, profesionales y expertos en la materia realizaron un completo análisis sobre la actualidad y los diferentes enfoques para la prevención, identificación y actuación en la lucha contra la violencia de género.

D.ª M.ª Victoria Rosell Aguilar, Delegada del gobierno contra la Violencia de Género fue la encargada de abrir el evento. Rosell, aprovechó la ocasión para anunciar que premiarán a las trabajadoras del 016 en el acto institucional que el Ministerio de Igualdad realizará el próximo 25 de noviembre. La Delegada del Gobierno quiso así reconocer la labor del servicio “por estar a la altura durante el estado de alarma y suplir o complementar algunos servicios que durante lo más duro del confinamiento han permanecido cerrados”, explicó.

El primer tema, centrado en la violencia de género contra la mujer mayor tuvo como primeras protagonistas a D.ª María Goikoetxea Bernard, Directora del Instituto Aragonés de la Mujer; D.ª María Durán i Febrer, Directora del Instituto Balear de la Mujer y D.ª María Such i Palomares, Directora General de l’Institut Valencià de les Dones.

Las tres expertas aprovecharon sus respectivas intervenciones para plantear la prevención, detección y actuación en casos de violencia de género, especialmente en mujeres mayores de 65 años, desde un enfoque social, jurídico y psicológico. Y es que, tal y como quiso destacar la directora del Instituto Balear de la Mujer, “en el año 2020 las mujeres mayores de 61 años asesinadas por su pareja suponen el 27,5% del total”.

Asimismo, las tres ponentes también coincidieron en su exposición al destacar la necesidad de potenciar los mecanismos de prevención y el trabajo entre las diferentes entidades para así ser “capaces de visibilizar las diferentes violencias que se producen por el hecho de ser mujer y así identificarlas y combatirlas”, resumió Goikoetxea.

D. Carlos San Martín, Médico de familia experto en violencia de género, y D. Álvaro Botías Benedit, Inspector de policía y responsable de la Unidad de Familia y Mujer de Málaga, fueron los encargados de cerrar el primer bloque. San Martín analizó las consecuencias de la violencia de género en la mujer mayor y resaltó la necesidad de atender a las señales y realizar un “cribado universal” para detectar posibles mujeres víctimas. Por su parte, el inspector de policía quiso exponer su “decálogo de buenas prácticas en la toma de denuncia” para, explicó, atender y asesorar adecuadamente a las víctimas.

Las nuevas tecnologías, problema y solución contra la violencia de género

Tras cerrar el primer bloque de este acto, dirigido por la Doctora en Ciencias de la Información y experta en comunicación y género D.ª Pilar López Díez, la jornada se centró en el papel de las nuevas tecnologías en la aparición de nuevas formas de violencia contra la mujer. Es el caso del ciberacoso, un tipo de violencia que limita la libertad, intimidad y privacidad de las mujeres, “generando relaciones desiguales entre mujeres y hombres”, advirtió Dº Rebeca Palomo Díaz, Subdirectora General de Coordinación Interinstitucional en Violencia de Género.

A continuación fue el turno de D.ª Laura Fernández Rubio, Directora del Instituto Andaluz de la Mujer y Juan José López Ossorio, Secretaría de Estado de Seguridad que explicaron, respectivamente, la labor de ambas instituciones en la atención y seguimiento a mujeres víctimas y en la lucha por la igualdad en todos los ámbitos de la sociedad. Por su parte, D. Arturo Ribagorda Garnacho, Director del COSEC (Computer Security Lab UC3M), fue el encargado de realizar un exhaustivo repaso por las principales medidas de protección en la utilización de la tecnología para evitar posibles situaciones de ciberacoso.

Por último, D.ª Diana Díaz Álvarez, Directora del teléfono ANAR, quiso poner de manifiesto que los jóvenes están cada vez más concienciados con los mensajes de igualdad pero “mucho a nivel cognitivo y no a nivel emocional”, especifica. Esto genera situaciones de control que en muchas ocasiones las adolescentes no son capaces de identificar y por lo tanto no solicitan ayuda.

Díaz Álvarez quiso además recalcar el papel que juegan las tecnologías en este control y el peligro que entrañan, al no ser los jóvenes conscientes del daño que estas pueden hacer. Y es que, según el último estudio de la Fundación ANAR, al menos en un 70% de los casos de violencia de género en adolescentes, están implicadas las nuevas tecnologías. Aplicaciones de localización, diferentes canales de comunicación…,” las tecnologías aumentan y por lo tanto las posibilidades del acosador”, advierte.

Las peticiones de asistencia a mujeres víctimas, aumentaron durante el confinamiento

También el impacto de la crisis sanitaria mundial estuvo presente en el acto al analizar el papel de las nuevas tecnologías en general y las redes sociales en particular para la atención de mujeres víctimas en situaciones excepcionales. Algo que se puso de manifiesto durante los meses de confinamiento, donde aumentaron tanto las llamadas al 016 como las consultas a través del servicio online incrementándose las peticiones de asistencia hasta en un 61,56% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Un aumento que valida las advertencias de los diferentes expertos sobre la necesidad de mantener y potenciar los servicios de atención a mujeres víctimas, especialmente en estos momentos de mayor vulnerabilidad. “Tenemos que evitar que las mujeres víctimas sean las que paguen una nueva crisis”, puntualizó D.ª María Goikoetxea Bernard.